S-028

Que según consta de los atestados que corren a fojas cuarenta y siguientes, la detención se produce cuando el actor reclamaba precisamente las especies de aves vedadas, que le habían sido incautadas en la garita de control de Ancón, según consta en la declaración del actor de folios nueve, y a folios ocho de la declaración del denunciado, lo que constituye flagrancia del delito por el cual se le detiene.

 

 

 

 

Exp. Nº 046-96-HC/TC

Arequipa

Caso: Wilder Victoriano Chávez Marín

 

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En Arequipa, a los siete días del mes de agosto de mil novecientos noventa y seis, reunido en sesión de Pleno Jurisdiccional, el Tribunal Constitucional, con asistencia de los señores Magistrados:

Nugent,                                  Presidente,

Acosta Sánchez,                  Vicepresidente,

Aguirre Roca,

Díaz Valverde,

Rey Terry,

Revoredo Marsano,

García Marcelo;

actuando como Secretaria, la doctora María Luz Vásquez, pronuncia la siguiente sentencia; con el voto singular del señor Magistrado Doctor Manuel Aguirre Roca.

ASUNTO:

Mediante Recurso Extraordinario, interpuesto ante la Décima Tercera Sala Penal de la Corte Superior de Lima, viene al Tribunal Constitucional, el expediente sobre Acción de Hábeas Corpus, seguido por don Wilder Chávez Marín y Alejandro Chávez Gonzáles contra Juan Torres, Capitán de la Policía Ecológica.

ANTECEDENTES:

Don Wilder Chávez Marín interpone Acción de Hábeas Corpus a favor de Alejandro Chávez Gonzáles contra el Capitán PNP Juan Torres, Jefe de la Estación de la Policía Ecológica de Mirones, por detención arbitraria de su representado, pese a que no había orden judicial.

Admitida a trámite se procedió a efectuar las investigaciones pertinentes.

De autos resulta que contra Alejandro Chávez González se ha instruido dos atestados policiales por delitos de ecología y en el último atestado tiene condición de no habido. En el momento de la detención se encontró prueba suficiente que lo vinculaba en actividades delictuosas contra la ecología.

Hecha la investigación pertinente la Juez del Segundo Juzgado Penal de Lima emite sentencia a fojas cuarenta y cuatro, su fecha veinte de junio de mil novecientos noventa y cinco, declarando improcedente la Acción de Hábeas Corpus interpuesta, en razón de que la autoridad policial sólo actuó «en el ejercicio regular de sus funciones».

Contra la sentencia se interpone recurso de apelación y la Sala Penal emite resolución, a fojas ciento sesenta y uno, su fecha doce de julio de mil novecientos noventa y cinco que confirma la apelada considerando que el Capitán PNP Juan Torres actuó «en el ejercicio regular de sus funciones».

Interpuesto recurso de nulidad la Corte Suprema, conforme a ley, entiende como recurso extraordinario y los autos vienen a este Tribunal Constitucional.

FUNDAMENTOS:

Considerando: que la «detención arbitraria» invocada por el autor no es tal porque fue puesto a disposición de la Tercera Fiscalía Provincial del Callao por estar comprendido en la investigación de un delito ecológico, Decreto Legislativo número seiscientos trece, artículos treinta y ocho, treinta y nueve y ochenta y Decreto Legislativo número seiscientos treinta y cinco, artículos trescientos ocho, trescientos nueve.

Que el Capitán Juan Torres actuó en virtud del precepto constitucional que establece que la Policía Nacional «previene, investiga y controla la delincuencia», y en razón de que se trataba de un sujeto denunciado por delitos contra la ecología e involucrado en el tráfico ilícito de animales vedados. Que según consta de los atestados que corren a fojas cuarenta y siguientes, la detención se produce cuando el actor reclamaba precisamente las especies de aves vedadas, que le habían sido incautadas en la garita de control de Ancón, según consta en la declaración del actor de folios nueve, y a folios ocho de la declaración del denunciado, lo que constituye flagrancia del delito por el cual se le detiene.

Por estos fundamentos; el Tribunal Constitucional

FALLA:

Confirmando la recurrida de fojas ciento sesenta y uno, su fecha doce de julio de mil novecientos noventa y cinco, que confirma la apelada declarando improcedente la Acción de Hábeas Corpus interpuesta por Wilder Victoriano Chávez.

Regístrese, comuníquese, publíquese y archívese.

S.S.

NUGENT

ACOSTA SANCHEZ

DIAZ VALVERDE

REY TERRY

REVOREDO MARSANO DE MUR

GARCIA MARCELO

 

VOTO SINGULAR: Mi discrepancia radica en que a mi juicio no se han acreditado los dos supuestos constitucionales justificatorios de la detención, como son: el mandato judicial o la flagrancia del delito.

AGUIRRE ROCA

MARIA LUZ VASQUEZ

Secretaria Relatora