S-346

Que, el demandante no fue despedido por causa injusta, sino que fue cesado al amparo del artículo 86º inciso d) del Capítulo VII " Del Cese Colectivo por Causas Objetivas" del Decreto Legislativo Nº 728.

Exp. Nº 110-96-AA/TC

Lima

Caso: Nelson Sánchez Sánchez

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En Lima, a los catorce días del mes de julio de mil novecientos noventisiete, reunidos en sesión de Pleno Jurisdiccional, con la asistencia de los señores Magistrados:

Acosta Sánchez, Vicepresidente, encargado de la Presidencia,

Nugent,

Díaz Valverde,

García Marcelo,

actuando como secretaria la doctora María Luz Vásquez, pronuncia la siguiente sentencia:

ASUNTO:

Recurso de nulidad que en aplicación del artículo 41º de la Ley Nº 26435, Orgánica del Tribunal Constitucional, debe entenderse como Recurso Extraordinario, interpuesto por Nelson Sánchez Sánchez contra la Resolución de la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, que al revocar la apelada, declaró improcedente la Acción de Amparo incoada por el citado accionante contra EDELNOR S.A.

ANTECEDENTES:

Nelson Sánchez Sánchez interpone Acción de Amparo contra EDELNOR S.A. por haberlo despedido intempestivamente, sin tomar en cuenta que no es de aplicación el Decreto Legislativo N° 728, sino la Ley Nº 24514, en estricto cumplimiento de la Segunda Disposición Transitoria y Final del Decreto Legislativo Nº 728, Ley de Fomento del Empleo que textualmente dice:

"Segunda.- Los trabajadores que a la dación de la presente Ley se encuentren laborando bajo el régimen de la Ley N° 24514, salvo que manifiesten por escrito su voluntad de acogerse al nuevo régimen, continuarán regidos por el anterior".

Aduce el demandante, que no solicitó por escrito acogerse al nuevo régimen laboral iniciado por el Decreto Legislativo N° 728; en consecuencia, prosigue el actor, se ha violado el derecho a la estabilidad laboral; por tales razones, solicita su inmediata reposición (folio 21 a folio 27).

EDELNOR S.A. contesta la demanda (folio 73 a folio 81) solicitando sea declarada "inadmisible e improcedente" sic. por las siguientes razones: que, al amparo del Decreto Supremo N° 004-93-TR solicitó por ante el Ministerio de Trabajo y Promoción Social, autorización para un cese colectivo por necesidades de funcionamiento, adjuntando el Oficio N° 1093-94-EM/DGE de la Dirección General de Electricidad (folio 59) que autoriza el citado cese colectivo; que, la Carta de fecha treinta de diciembre de mil novecientos noventicuatro (folio 8) por medio de la causal se le comunica al actor la disolución del vínculo laboral por razones de cese colectivo por necesidades de funcionamiento, se halla dentro del marco legal del artículo 90º del Decreto Legislativo 728 y artículo 47º del Decreto Supremo N° 004-93-TR; finalmente, aduce la demandada, que no es aplicable la Segunda Disposición Transitoria y Final del Decreto Legislativo N° 728 (antes transcrito).

El 24 Juzgado Especializado en lo Civil de Lima (folio 113 a folio 117) mediante Resolución N° 7 de fecha cinco de abril de mil novecientos noventicinco, falla declarando fundada la demanda, en base al siguiente razonamiento: que, el actor fue elegido Secretario General del Sindicato de Empleados y Obreros de Electrolima S.A. para el periodo de mil novecientos noventitrés a mil novecientos noventicuatro; que, la empresa demandada tiene justo derecho a solicitar el referido cese colectivo, que, en el caso del actor, el cese no es por razones de funcionamiento, sino para interferir la labor sindical que desempeña; que, por tales razones se ha violado el derecho al trabajo y a la libertad sindical consagrados en los artículos 23º y 28º de la Constitución Política del Estado.

Con fecha veintidós de agosto de mil novecientos noventicinco, la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Lima emite la Resolución N° 1192 (folio 343), revocando la apelada, y reformándola, declara improcedente la acción de Amparo; se sustenta "in extenso" en los fundamentos del Fiscal Superior (folio 334 a folio 338), que a continuación se resumen: que, no se ha probado la violación de ningún derecho constitucional; que, a folio 121 y 125 obra la Resolución Directoral N° 2437-94-SD-RG de fecha quince de noviembre de mil novecientos noventicuatro que disuelve el Sindicato de Empleados y Obreros de Electrolima S.A., probándose con ello que el accionante ya no tenía calidad sindical; que, el cese colectivo por funcionamiento fue obtenido por la demandada en forma legal; y que la Segunda Disposición Transitoria y Final del Decreto Legislativo 728 no es aplicable en el presente caso.

FUNDAMENTOS:

Que, el demandante no fue despedido por causa injusta, sino que fue cesado al amparo del artículo 86º, inciso d) del Capítulo VII "Del Cese Colectivo por Causas Objetivas" del Decreto Legislativo N° 728.

Que, la Segunda Disposición Transitoria y Final del acotado Decreto Legislativo N° 728 no es aplicable en el caso de autos, por cuanto el cese colectivo por razón de funcionamiento no está contemplado en ninguno de sus incisos; y además su último parágrafo establece textualmente lo siguiente: "En todo lo demás, se les aplicará el régimen común que la presente Ley consagra".

Que, el Secretario de Organización del Sindicato de Empleados y Obreros de Electrolima S.A., mediante oficio de fecha veintitrés de agosto de mil novecientos noventicuatro (folio 121) dirigida al Sub Gerente de Personal de EDELNOR S.A., solicita la cancelación de la Licencia Sindical Permanente del demandante; y, además, mediante la Resolución Sub-Directoral N° 2437-94-SD-RG de fecha quince de noviembre de mil novecientos noventicuatro (folio 125) se cancela el Registro Sindical del Sindicato de Empleados y Obreros de Electrolima.

Que, por tales razones se llega a la conclusión final, de que no se ha configurado ninguna violación constitucional que hubiera podido agraviar al demandante.

Por estos fundamentos el Tribunal Constitucional, haciendo uso de las atribuciones que le confieren la Constitución Política del Estado y su Ley Orgánica,

FALLA:

Confirmando la Resolución N° 1192 de la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, su fecha veintidós de agosto de mil novecientos noventicinco; que revocando la apelada y reformándola, declararon improcedente la Acción de Amparo, mandaron se publique en el Diario Oficial "El Peruano" conforme a ley, y los devolvieron.

S.S. Acosta SAnchez / Nugent / DIaz Valverde / GarcIa Marcelo.