S-410

…las partes han argumentado y presentado documentos sustentatorios que deben ser objeto de una mejor probanza en la vía jurisdiccional pertinente.

Exp. Nº 811-96-AA/TC

Cañete

Caso: Eusebia Carrasco Ríos.

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En Lima, a los catorce días del mes de julio de mil novecientos noventisiete, reunido el Tribunal Constitucional en sesión de Pleno Jurisdiccional, con la asistencia de los señores Magistrados:

Acosta Sánchez, Vicepresidente, encargado de la Presidencia,

Nugent,

Díaz Valverde,

García Marcelo,

actuando como secretaria la doctora María Luz Vásquez pronuncia la siguiente sentencia:

ASUNTO:

Recurso extraordinario interpuesto por doña Eusebia Carrasco Ríos, contra la resolución de la Sala Mixta de la Corte Superior de Justicia de Cañete, que confirmando la apelada, declaró improcedente, en la acción de amparo interpuesta contra la Municipalidad Distrital de Imperial.

ANTECEDENTES:

Doña Eusebia Carrasco Ríos, interpone acción de amparo contra el Alcalde de la Municipalidad Distrital de Imperial, provincia de Cañete, don Elías Alcalá Rosas, para que se declare la inaplicabilidad de la Resolución de Alcaldía Nº 015-96-MDI del dieciocho de enero de mil novecientos noventiséis, que deja sin efecto la relación laboral que la accionante mantenía con la Municipalidad, por lo que solicita que oportunamente se ordene su reposición. Refiere que entró a laborar en la Municipalidad Distrital de Imperial el mes de enero de mil novecientos noventiuno, por lo que a la fecha de interposición de la demanda tiene más de cuatro años de servicio en forma ininterrumpida en labores de naturaleza permanente, encontrándose amparada por la Ley Nº 24041 y la Constitución Política, la misma que protege a los servidores contra los despidos arbitrarios, no obstante lo cual, el demandado le ha cursado la resolución de despido, la que es ejecutada al día siguiente, impidiéndole que continúe con sus labores en la Municipalidad; hace constar, además, que en la resolución impugnada, su nombre materno no es exacto, pero a pesar de ello, se ha producido un despido arbitrario y cometido abuso de autoridad, lo que será denunciado oportunamente.

Al contestar la demanda, don Elías Alcalá Rosas, Alcalde del Distrito de Imperial, solicita que la acción de amparo sea declarada improcedente, toda vez que:

1) no es cierto que la demandante haya ingresado a laborar en enero de mil novecientos noventiuno, porque en la entidad no existe documentación que sustente tal aseveración, y por el contrario, en el Informe Nº 001 del treinta de abril de mil novecientos noventitrés, presentado por la accionante al Jefe de Personal de la Municipalidad, la accionante refiere que su ingreso no se ha producido mediante contrato, carta o memorándum alguno;

2) pese a carecer de un legajo personal como obrera de la Municipalidad, se le ha considerado como trabajadora desde abril de mil novecientos noventiuno, para proceder a su liquidación por tiempo de servicios, el que ha sido cobrado por la misma a su entera satisfacción, suscribiendo incluso el documento de recepción, con lo que ella misma ha convalidado su despido al hacer efectivo el cobro de sus beneficios sociales; y,

3) "nuestras normas laborales, establecen la facultad del trabajador despedido, de optar por su reposición a su centro de trabajo o de dar por terminada su relación laboral, y en este último caso consecuentemente hacer efectivo el cobro de su compensación por tiempo de servicio; opción que ha sido la de la accionante por lo que la presente acción deviene en improcedente".

El Juez Especializado en lo Civil de la Corte Superior de Justicia de Cañete, declaró improcedente la acción de amparo interpuesta, por considerar que se ha acreditado que la accionante, el dos de enero de mil novecientos noventiséis ha procedido a cobrar el pago de sus beneficios sociales en su calidad de obrero eventual, habiéndo aceptado el cese y dejado sin efecto el vínculo laboral con la Municipalidad Distrital de Imperial.

Esta sentencia al ser apelada, es confirmada por la Sala Mixta de la Corte Superior de Justicia de Cañete, toda vez que se ha acreditado que la accionante ha cobrado su liquidación por beneficios sociales, dejando sin efecto el vínculo laboral con la institución, de manera tal que se ha extinguido el contrato de trabajo y por lo tanto no existe violación o amenaza de violación de un derecho constitucional.

Contra esta resolución, la accionante interpone el correspondiente Recurso Extraordinario, elevándose los actuados al Tribunal Constitucional, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 41º de su Ley Orgánica.

FUNDAMENTOS:

Que, la presente acción tiene por objeto la declaración de inaplicabilidad para la accionante, de la Resolución de Alcaldía Nº 015-96-MDI, por la que se deja sin efecto la relación laboral entre la actora y el Concejo Municipal de Imperial, debiendo ordenarse la reposición de la misma;

Que, a fojas treinticuatro, obra en el expediente, la copia fedatada de la liquidación efectuada por la Municipalidad Distrital de Imperial de fecha dos de febrero de mil novecientos noventiséis, la misma que se encuentra rubricada por la accionante, en señal de conformidad y "dejando sin efecto el vínculo laboral con la institución";

Que, la accionante señala respecto de la referida liquidación, que ella sólo ha cobrado sus beneficios "tales como los meses que me adeudaba vacaciones, reintegros del mes de diciembre" pero no su liquidación por años de servicio, la cual "ha sido burdamente elaborado por los funcionarios que aparecen en el documento y que no tiene ningún efecto legal", toda vez que ella es iletrada, como lo acredita con copia de su Libreta Electoral que obra a fojas uno, pudiendo poner sólo su huella digital en los documentos que debe suscribir;

Que, el dicho de la accionante queda desvirtuado al observarse el documento presentado por ella misma, y que corre a fojas cinco del principal, titulado como "Informe Nº 01" y que es remitido por la actora al Jefe de Personal del Concejo Municipal de Imperial, con fecha treinta de abril de mil novecientos noventitrés, el mismo que aparece rubricado por ella misma;

Que, no se encuentran acreditados en autos, los hechos alegados en la demanda, toda vez que las partes han argumentado y presentado documentos sustentatorios que deben ser objeto de una mejor probanza en la vía jurisdiccional pertinente, donde la compulsa de las pruebas permita al juzgador apreciar mejor los hechos antes de emitir su pronunciamiento;

Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, de conformidad con las atribuciones que le otorgan la Constitución y su Ley Orgánica,

FALLA:

Confirmando la resolución de la Sala de Mixta de la Corte Superior de Justicia de Cañete, su fecha veintisiete de agosto de mil novecientos noventiséis, que confirmando la apelada del once de junio de mil novecientos noventiséis, declaró improcedente la acción de amparo interpuesta, dejando a salvo el derecho de la accionante para hacerlo valer en la vía correspondiente.

Dispusieron, además, su publicación en el Diario Oficial "El Peruano", y los devolvieron.

S.S. ACOSTA SANCHEZ / NUGENT / DIAZ VALVERDE/ GARCIA MARCELO.