S-1034

…no obstante tener esta resolución autoridad de cosa juzgada, fue modificada inconstitucionalmente mediante resolución…emitida por el Juez de Primera Instancia, vulnerando el principio jurisdiccional consagrado en el Artículo 139°, inciso 2), de la Constitución…

Exp. N° 345-96-AA/TC

Donato Amador Chauca Gonzales

 

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

 

En Lima, a los quince días del mes de enero de mil novecientos noventa y ocho, el Tribunal Constitucional reunido en sesión de Pleno Jurisdiccional con la asistencia de los señores Magistrados:

Acosta Sánchez, Vicepresidente, encargado de la Presidencia;

Nugent;

Díaz Valverde; y

García Marcelo;

actuando como Secretaria Relatora, la doctora María Luz Vásquez, pronuncia la siguiente sentencia:

ASUNTO:

Recurso Extraordinario interpuesto por don Donato Amador Chauca Gonzales, contra la sentencia de la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República, su fecha 26 de abril de 1996, que declara No Haber Nulidad de la resolución de Vista, su fecha 06 de junio de 1995, que declaró improcedente la Acción de Amparo interpuesta contra el Vigésimo Primer Juzgado Especializado en lo Civil de Lima.

ANTECEDENTES:

Don Donato Amador Chauca Gonzales, interpone Acción de Amparo, con fecha 13 de julio de 1994, contra el Vigésimo Primer Juzgado Especializado en lo Civil de Lima, a fin de que se suspenda el mandato de ejecución de sentencia dictado por este juzgado, con relación a la sentencia emitida con fecha 12 de abril de 1991 por la Corte Suprema de Justicia de la República, que falló a su favor en el juicio de retracto que iniciara ante el precitado Juzgado Civil; sostiene el demandante, que el Juez ejecutor interpretando a su manera el fallo de la Segunda Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia de la República, recortó maliciosamente su derecho de retracto al disponer mediante resolución de fecha 27 de febrero de 1992, que sólo se le adjudique una parte del bien inmueble materia del retracto, contraviniendo el fallo supremo que le adjudicó en su totalidad.

A fojas 11, el Procurador Público a cargo de los Asuntos Judiciales del Poder Judicial contesta la demanda negándola y contradiciéndola, alegando, principalmente, que "está dirigida a enervar la validez y efectos de las resoluciones judiciales – como la cuestionada - dictada por el órgano jurisdiccional competente, y emanada de un procedimiento regular, dentro del cual el actor – según su propio dicho - ha ejercitado su derecho de defensa y los recursos que las normas procesales específicas establecen; aparte que, tampoco y bajo ningún motivo puede detenerse mediante una acción de garantía, la ejecución de una sentencia contra la parte vencida en un proceso regular, y con mayor razón en el presente caso, en el que, según se afirma en la demanda – sin acompañar los recaudos necesarios - el autor es beneficiario de la sentencia ejecutoriada recaída en el juicio terminado sobre retracto".

A fojas 26, la sentencia de la Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, declara improcedente la Acción de Amparo, considerando, principalmente, que "la Acción de Amparo planteada conforme al escrito de fojas cinco debe desestimarse por pretender con ella invalidar actuados producidos en un proceso regular, siendo pertinente la aplicación al presente caso lo prescrito en el inciso 2), del artículo 6° de la Ley N° 23506.

A fojas 74, la sentencia de la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República, su fecha 26 de abril de 1996, declara No Haber Nulidad de la sentencia de Vista que declaró improcedente la Acción de Amparo.

Interpuesto Recurso Extraordinario, los autos son elevados al Tribunal Constitucional de conformidad con el artículo 41° de su Ley Orgánica;

FUNDAMENTOS:

Que, es objeto de esta Acción de Amparo se suspenda el mandato de ejecución de sentencia dictado por el Juez suplente del 21° Juzgado Especializado en lo Civil de Lima, con fecha 27 de febrero de 1992, el que interpretando erróneamente lo dispuesto en la sentencia de la Segunda Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia de la República, de fecha 12 de abril de 1991, que declaró fundada una demanda de retracto entablada por el actor, recorta los alcances de este fallo y dispone le sea adjudicada una mínima parte del bien materia del retracto;

Que, a fojas 29 y 30 del Cuadernillo de Nulidad, se aprecia la sentencia expedida por la Segunda Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia de la República, que declara fundada la demanda de retracto incoada por el actor, ordenando se tenga a éste como subrogado en los derechos y obligaciones de los compradores del bien inmueble que es materia del retracto, y que se describe en el Testimonio de Escritura Pública que obra a fojas 22 a 25 del expediente civil, con copias que corren de fojas 18 a 24 del cuadernillo del Recurso Extraordinario interpuesto en sede constitucional;

Que, no obstante la claridad del mandato singular y concreto emanado de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la República, compulsada esta decisión con lo dispuesto en el cuestionado auto de ejecución de sentencia, se comprueba que el Juez Civil emplazado elaboró una nueva decisión de fondo al establecer como bien objeto del retracto un inmueble distinto al que figura en el Testimonio de Escritura Pública del que hace mención la Corte Suprema de Justicia de la República.

Que, la evidente incongruencia entre el fallo de ejecución y la sentencia ejecutoriada, afecta significativamente los efectos de definitoriedad e inmutabilidad ínsitos a la decisión adoptada en última instancia por la Corte Suprema de Justicia de la República, a favor del actor, por cuanto, no obstante tener esta resolución autoridad de cosa juzgada, fue modificada inconstitucionalmente mediante Resolución de fecha 27 de febrero de 1992, emitida por el Juez de Primera Instancia, vulnerando el principio jurisdiccional consagrado en el artículo 139°, inciso 2), de la Constitución; por lo que la presente acción debe ser declarada fundada;

Que, de otro lado, la Acción de Amparo subexamen resulta procedente por cuanto busca enervar una resolución judicial dictada en un proceso de retracto que devino en irregular en etapa de ejecución, por las razones anteriormente expuestas.

Por estos fundamentos el Tribunal Constitucional en uso de sus atribuciones conferidas por la Constitución Política del Estado y su Ley Orgánica;

FALLA:

Revocando la sentencia de la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República, su fecha 26 de abril de 1996, de fojas 74, que declara No Haber Nulidad de la resolución de Vista, su fecha 06 de junio de 1995, que declaró improcedente la Acción de Amparo, y reformándola la declara FUNDADA; en consecuencia inaplicable la Resolución de fecha 27 de febrero de 1992, dictada por el Juez Suplente del Vigésimo Primer Juzgado Especializado en lo Civil de Lima, debiendo el juzgado de origen del que proviene la causa de retracto fallada a favor del actor, ejecutar estrictamente lo dispuesto por la Segunda Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia de la República, en su sentencia de fecha 12 de abril de 1991; mandaron, se publique en el Diario Oficial El Peruano conforme a la ley; y, los devolvieron.

SS.

ACOSTA SANCHEZ

NUGENT

DIAZ VALVERDE

GARCIA MARCELO

JMS