EXP. N° 978-97-AA/TC

MARTHA ELIZABETH CAM GUIA

                            LIMA

 

      SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

 

En Lima, a los nueve días del mes de julio de mil novecientos noventa y ocho, reunido el Tribunal Constitucional en sesión de Pleno Jurisdiccional, con asistencia de los señores Magistrados Acosta Sánchez, Presidente; Díaz Valverde, Vicepresidente; Nugent, y García Marcelo, pronuncia  sentencia.

 

ASUNTO:  

Recurso Extraordinario  interpuesto por doña Martha Elizabeth Cam Guía contra la resolución expedida por la Sala Corporativa Transitoria Especializada en Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima,  de fecha veinticinco de agosto de mil novecientos noventa y siete, que declaró improcedente la Acción de Amparo.

 

ANTECEDENTES:

Doña Martha Elizabeth Cam Guía interpone demanda de Acción de Amparo contra la Superintendencia de Banca y Seguros con la finalidad de que deje sin efecto la Resolución S.B.S. N°  556-96 de fecha veintiocho de agosto de mil novecientos noventa y ocho, por conculcar su derecho de defensa y violarse las más elementales reglas del debido proceso al haberse dispuesto su cese por falta de productividad causal no prevista en Decreto Ley N°  728, régimen laboral en que se encontraba incursa la demandante.   Además  de  su  reposición   solicita   se  le abone cien mil Nuevos Soles por concepto de indemnización. Ampara su demanda en lo dispuesto por los artículos 55°, 56°, 57° y 58° del Decreto Ley N° 728; y las Leyes Nos. 23506 y 25398.

 

La Procuraduría Pública de la Superintendencia de Banca y Seguros en la contestación de la demanda, se propone la excepción de incompetencia, señalando que en consideración de la naturaleza de las pretensiones --que se le restituya el derecho de trabajo y se le abone una indemnización por daños y perjuicios derivados del despido-- corresponde ser conocidas en el Juzgado de Trabajo. Asimismo señala que ya la accionante ha cobrado en su integridad tanto sus beneficios sociales como su indemnización.

 

El Primer Juzgado Especializado en Derecho Público de Lima, con fecha veintiséis de diciembre de mil novecientos noventa y cinco, declaró fundada la demanda por considerar, entre otras razones, que si bien el artículo 55° del Decreto Legislativo N° 728 establece que el trabajador sujeto al régimen de la actividad privada puede ser despedido por causa justa relacionada con la capacidad del trabajador, prevista en el inciso b) del artículo 56° del Decreto Supremo N°  05-95-TR que aprueba el Texto Unico Ordenado del Decreto Legislativo N°728, también lo es que la facultad del empleador se encuentra sujeta al cumplimiento de la formalidad que impone el artículo 64° de la misma ley y que en caso de autos, la demandada no ha procedido de tal manera y ello hizo amparable la presente acción de garantía.

 

Interpuesto Recurso de Apelación, la Sala Corporativa Transitoria Especializada en Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima, con fecha veinticinco de agosto de mil novecientos noventa y siete, revocó la apelada, por estimar que de la pretensión fluye un contenido de orden laboral y civil, este último por la indemnización solicitada que tienen que ser ventilados en una vía idónea y no en la justicia constitucional, dada que la Acción de Amparo es una vía especial y sumarísima, en la que por su propia naturaleza no existe etapa probatoria. Contra esta resolución la demandante interpone Recurso Extraordinario.

 

FUNDAMENTOS:

 

1.      Que si como alega la demandante ha sido despedida por causa injustificada o se ha prescindido de la formalidad procesal para dicho despido, en ambos supuestos por encontrarse la demandante en el régimen laboral para los trabajadores de la actividad privada, Decreto Legislativo N° 728  y la Ley de Fomento del Empleo aprobado por Decreto Supremo N°  05-95-TR,  sólo cabe solicitar la indemnización.En el caso de autos, consta el pago de beneficios sociales e indemnización que obra a fojas sesenta y dos y sesenta y tres, por lo que dichos conceptos ya fueron cobrados por la demandante.

 

2.      Que este Colegiado no se encuentra en la posibilidad de reponer las cosas al estado anterior a la violación o amenaza de violación de un derecho constitucional .

 

Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, en uso de las atribuciones que le confieren la Constitución Política del Estado y su Ley Orgánica,

 

FALLA:

CONFIRMANDO la resolución expedida por la Sala Corporativa Transitoria Especializada en Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima, de fojas ciento cuarenta, su fecha veinticinco de agosto de mil novecientos noventa y siete, que revocando la apelada declaró IMPROCEDENTE la Acción de Amparo. Dispone la notificación a las partes, su publicación en el Diario Oficial El Peruano y la devolución de los actuados.

 

S.S.

 

ACOSTA SANCHEZ

DIAZ VALVERDE

NUGENT

GARCIA MARCELO

 

MR