EXP. Nº 074-95-AA/TC

ICA

JOSÉ  EVER MARIÑAS GÓMEZ.

 

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

 

En Lima, a los dieciocho días del mes de noviembre de mil novecientos noventa y ocho, reunido el Tribunal Constitucional en sesión de Pleno Jurisdiccional, con asistencia de los señores Magistrados: Acosta Sánchez, Presidente; Díaz Valverde, Vicepresidente; Nugent; y García Marcelo, pronuncia  sentencia:

 

ASUNTO:

Recurso Extraordinario interpuesto por don José Ever Mariñas Gómez contra la resolución expedida por la  Sala Constitucional y Social  de la Corte Suprema  de Justicia de la República, su fecha diecinueve de setiembre de mil novecientos noventa y cuatro, que declaró improcedente la Acción de Amparo.

 

ANTECEDENTES:

 

El treinta de abril  de mil novecientos noventa y dos, don José Ever Mariñas Gómez interpone Acción de Amparo contra el General de División Ejército Peruano Juan Briones Dávila, entonces Ministro del Interior, por haber expedido la Resolución Ministerial Nº 0031-92-IN/PNP, mediante la cual se desestimó el Recurso de Nulidad interpuesto contra la Resolución Directoral Nº 1771-AD-SG, que dispuso su pase de la situación de actividad a la de retiro por medida disciplinaria, vulnerando su derecho al trabajo y transgrediendo el inciso 11) del artículo 233º de la Constitución Política de 1979, que prohibía revivir procesos fenecidos. Refiere que el día veintitrés de octubre de mil novecientos ochenta y ocho, después de haber cumplido un  servicio especial como integrante de un grupo de seguridad al mando del Capitán PNP-PT Víctor Figueroa Castilla, en circunstancias en que se dirigía a su domicilio en una camioneta policial, ésta volcó al río Ica, sufriendo daños leves que después fueron reparados; que, por este hecho, se le impuso una sanción de diez días de arresto de rigor, la cual fue cumplida; que, posteriormente, fue sometido a un Consejo de Investigación por los mismos hechos y con fecha dieciséis de noviembre del mismo año se le impuso una segunda sanción disciplinaria, disponiéndose su pase a la situación de retiro por medida disciplinaria.

 

A fojas ciento cuarenta y nueve, el Procurador Público del Ministerio del Interior a cargo de los asuntos de la Policía Nacional del Perú sostiene que el demandante fue pasado a la situación de retiro por haber incurrido en graves hechos que atentan contra la disciplina institucional, al haber ingerido bebidas alcohólicas mientras se encontraba de servicio y, posteriormente, en estado etílico, haber desviado de su ruta al vehículo policial del que era operador, dando lugar a la volcadura del mismo.

El Segundo Juzgado en lo Civil de Ica emite sentencia declarando fundada la demanda, por considerar --entre otras razones-- que se han infringido los derechos constitucionales del demandante al habérsele impuesto dos sanciones por un mismo hecho.

 

            Interpuesto Recurso de Apelación, la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Ica confirma la apelada, por estimar  que al disponerse que se pase a la situación de retiro al demandante se ha vulnerado el derecho constitucional consagrado en el inciso 13) del artículo 2° de la Constitución de 1979, por habérsele aplicado doble sanción.

 

            Interpuesto Recurso de Nulidad, la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República declara improcedente la demanda por considerar que la Acción de Amparo no es la vía idónea para el esclarecimiento de los hechos referidos en la demanda. Contra esta resolución, el demandante interpone  Recurso Extraordinario.

 

 FUNDAMENTOS:

1.   Que el objeto de las acciones de garantía es reponer las cosas al estado anterior a la violación o amenaza de violación de un derecho constitucional, conforme lo establece el artículo 1º de la Ley Nº 23506 de Hábeas Corpus y Amparo.

2.   Que el demandante afirma que fue notificado con la resolución cuestionada el día veintiuno de febrero de mil novecientos noventa y dos, aserto que no ha sido desvirtuado por el demandado; en tal virtud, habiéndose presentado la demanda con fecha treinta de abril del mismo año, la Acción de Amparo se encontraba habilitada.

3.   Que, como se desprende del documento de fojas cuatro, el día cinco de noviembre de mil novecientos ochenta y ocho, se le impuso al demandante la sanción de diez días de arresto de rigor por la comisión de falta grave contra la disciplina y moral profesional, por haber ingerido licor estando de servicio, ocasionando la volcadura de un vehículo policial y dándose a la fuga para evadir el dosaje etílico. Por la misma falta,  mediante Resolución Directoral Nº 1771-AD-SG de fecha dieciséis del mismo mes y año, se le impuso al demandante otra sanción: el pase de la situación de actividad a la situación de retiro por medida disciplinaria.

4.   Que, a fojas seis y ocho obran dos dictámenes emitidos por el Jefe de Asesoría Jurídica de la Dirección General de la Policía Nacional del Perú y el Director de la Oficina de Asesoría Jurídica del Ministerio del Interior, que coinciden en señalar que en la investigación se estableció que el demandante no se dio a la fuga después del accidente vehícular sino que se dirigió a un nosocomio para ser atendido de las lesiones que había sufrido; así mismo, que la medida  de pase a la situación de retiro, además de constituir una doble sanción,  resulta muy severa, habida cuenta de que los daños ocasionados al vehículo fueron sufragados por el demandante.

5.   Que, tanto en el parte de fojas nueve como en la foja de servicio del demandante que obra de fojas diez a fojas quince del cuadernillo del Tribunal Constitucional, se consigna que el recurrente desempeñó sus funciones con responsabilidad y demostró “ser respetuoso y disciplinado, demostrando moralidad en su vida pública y privada…”.

 

6.   Que la imposición de una doble sanción al mismo sujeto por los mismos hechos vulnera el principio non bis in idem consagrado en el inciso 11) del artículo 233º de la Constitución de 1979, aplicable por analogía al caso, el mismo que también se recoge en el inciso 13) del artículo 139º de la Constitución Política vigente; esta duplicidad de sanciones entraña una inadmisible reiteración del  ius puniendi  del Estado. En tal virtud, al imponerse al demandante la sanción de pase a la situación de retiro por medida disciplinaria se ha vulnerado el mencionado principio constitucional y su derecho al trabajo.

7.   Que la remuneración es la contraprestación de un trabajo realizado, como lo tiene establecido la uniforme jurisprudencia de este Tribunal, lo que no ha sucedido en el caso de autos.

 

            Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, en uso de las atribuciones que le confieren la Constitución Política del Estado y su Ley Orgánica;

 

FALLA:

 

REVOCANDO la resolución expedida por la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República, de fojas veintidós del cuaderno de nulidad, su fecha diecinueve de setiembre de mil novecientos noventa y cuatro, que declaró improcedente la Acción de Amparo; reformándola la declara FUNDADA; y, en consecuencia, se declaran inaplicables al demandante la Resolución Ministerial Nº 0031-92-IN/PNP y la Resolución Directoral Nº 1771-AD-SG y ordena su reincorporación al servicio activo, sin el pago de las remuneraciones dejadas de percibir. Dispone la notificación a las partes, su publicación en el diario oficial El Peruano y la devolución de los actuados.

 

SS

 

ACOSTA SÁNCHEZ

DÍAZ VALVERDE

NUGENT

GARCÍA MARCELO

 

 

CCL