EXP. N.°100-97-AA/TC

LIMA

MARGARITA GRACIELA ABAD

VÁSQUEZ DE VERA

 

 

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

 

 

En Lima, a los doce días del mes de mayo de mil novecientos noventa y nueve, reunido el Tribunal  Constitucional en sesión de Pleno Jurisdiccional, con asistencia de los señores Magistrados: Acosta Sánchez, Presidente; Díaz Valverde, Vicepresidente; Nugent  y  García Marcelo, pronuncia sentencia:

 

ASUNTO:

            Recurso Extraordinario interpuesto por doña Margarita Graciela Abad Vásquez de Vera, contra la Sentencia de la Sala de Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima, que con fecha diecinueve de diciembre de mil novecientos noventa y seis declaró improcedente la Acción de Amparo.

 

ANTECEDENTES:

 

            Doña Margarita Graciela Abad Vásquez de Vera interpuso con fecha diecinueve de julio de mil novecientos noventa y seis Acción de Amparo contra Inversiones Atlántida S.A. en la persona de su Gerente General, a fin de que por esta vía se le ordene inscribir sus acciones en el Libro de Registro y Transferencias de Acciones de la acotada empresa.  Considera la demandante, que al negársele dicha inscripción, se está atentando contra su derecho a la propiedad, que en este caso, según dice, equivale al 50% del accionariado de Inversiones Atlántida S.A. (fojas 7 a 11).

 

            La empresa emplazada contesta la demanda solicitando que ella sea declarada  improcedente,  basándose en lo siguiente: a) Que, por escritura pública otorgada ante el notario doctor Antonio del Pozo Valdez con fecha veinte de octubre de mil novecientos noventa y cinco, don Julio César, doña María Elena y doña Rocío Soledad Vera Abad donaron a favor de la demandante doña Margarita Graciela Abad Vásquez de Vera, la cantidad de novecientos ochenta y nueve mil trescientos noventa (989,390) acciones nominativas de Inversiones Atlántida S.A.;  b) Que, posteriormente, por resolución del Vigésimo Cuarto Juzgado Especializado en lo Civil de Lima, de fecha tres de julio de mil novecientos noventa y seis, se declara fundada la demanda sobre Reversión de Acciones incoada por don Julio César Vera Gutiérrez, declarando igualmente que las citadas novecientos ochenta y nueve mil trescientos noventa (989,390) acciones nominativas transferidas en calidad de donación a la demandante de la presente acción de garantía, han revertido al patrimonio de la sociedad conyugal conformada por Julio César Vera Gutiérrez y su esposa doña Margarita Graciela Abad Vásquez de Vera; y c) Que, estando en discusión judicial la propiedad de aquellas novecientos ochenta y nueve mil trescientos noventa (989,390) acciones nominativas, no resulta procedente por la vía del amparo lograr su inscripción registral a nombre de la demandante. (fojas 42 a 45).

 

            El Noveno Juzgado en lo Civil de Lima, mediante sentencia de fecha trece de agosto de mil novecientos noventa y seis, declara fundada la demanda, basándose en lo siguiente: Que la demandante acreditó ser propietaria de las citadas acciones nominativas, resultando la negativa de inscripción una violación a su derecho de propiedad. (fojas 49 a 52).

 

            La Sala de Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima, con fecha diecinueve de diciembre de mil novecientos noventa y seis, revoca la apelada y declara improcedente la Acción de Amparo, basándose en los fundamentos siguientes: Que los colitigantes en la acción de garantía de autos han recurrido a la vía judicial ordinaria.  Que, estando en controversia civil  la definición de propiedad de las acciones cuya inscripción se pretende, resulta no procedente amparar la presente acción de garantía. (fojas 175 a 176).  Contra esta resolución, el demandante interpone el Recurso Extraordinario. (fojas 181 a 184).

 

FUNDAMENTOS:

1.                  Que el objeto de las acciones de garantía es el reponer las cosas al estado anterior a la violación o amenaza de violación de un derecho constitucional.  En el caso del derecho de propiedad violado o amenazado de ser violado, el demandante debe acreditar ser titular de aquel derecho y probar la concurrencia del acto violatorio para lograr su reposición;  por  cuanto, con una Acción de Amparo no se constituyen derechos sino que se reponen cuando verdaderamente existen y han sido objeto de violación o amenaza de violación.

 

2.                  Que, a fojas treinta y cuatro corre copia de la sentencia del Vigésimo Cuarto Juzgado Especializado en lo Civil de Lima, que con fecha tres de julio de mil novecientos noventa y seis, fecha anterior a la interposición de la Acción de Amparo de autos que fue instaurada el dieciséis de julio del mismo año, declara que las acciones nominativas donadas a favor de la demandante han revertido al patrimonio de la sociedad conyugal conformada por don Julio César Vera Gutiérrez y su cónyuge doña Margarita Graciela Abad Vásquez de Vera (demandante en la presente acción de garantía).  Este fallo de primera instancia fue confirmado por la Octava Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima según se ve de la copia de la Sentencia de fecha veintidós de noviembre de mil novecientos noventa y seis que corre a fojas ciento sesenta y cinco.

 

3.                  Que de las resoluciones citadas y explicadas en el fundamento que precede, se desprende con claridad que la titularidad de las acciones nominativas materia de la controversia ya no pertenece a la demandante sino a la sociedad  conyugal que ella y su esposo don Julio César Vera Gutiérrez conforman;  por tanto, en el presente caso se ha tipificado la irreparabilidad de la presunta agresión consignada en el numeral 1) del artículo 6° de la Ley N.° 23506 de Hábeas Corpus y Amparo.

 

Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, en uso de las atribuciones que le confieren la Constitución Política del Estado y su  Ley Orgánica;

 

FALLA:

CONFIRMANDO la Sentencia expedida por la Sala de Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima, de fojas ciento setenta y cinco, su fecha diecinueve de diciembre de mil novecientos noventa y seis, que revocó la apelada y declaró  IMPROCEDENTE la Acción de Amparo. Dispone la notificación a las partes, su publicación en el diario oficial El Peruano y la devolución de los actuados.

 

SS.

 

ACOSTA SÁNCHEZ

DÍAZ VALVERDE

NUGENT

GARCÍA MARCELO

 

 

            JAGB