EXP. N° 459-98-HC/TC

LIMA

JOSE EDUARDO SOLANO SALCEDO

 

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

 

 

En Lima, a los diecinueve días del mes de noviembre de mil novecientos noventa y ocho, reunido el Tribunal Constitucional en sesión de Pleno Jurisdiccional con  asistencia de los señores Magistrados: Acosta Sánchez, Presidente; Díaz Valverde, Vicepresidente; Nugent; y García Marcelo, pronuncia sentencia:

 

ASUNTO:

Recurso de Nulidad entendido como Recurso Extraordinario interpuesto por don José Eduardo Solano Salcedo contra la resolución expedida por la Sala Corporativa Transitoria en Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima, de fojas cincuenta, su fecha veintiocho de abril de mil novecientos noventa y ocho, que declaró improcedente la Acción de Hábeas Corpus.

 

ANTECEDENTES: 

Don José Eduardo Solano Salcedo interpone Acción de Hábeas Corpus contra la Sala Especializada en Delitos de Tráfico Ilícito de Drogas al omitir aplicar lo establecido en los artículos 69° y 70° del Código Penal que regulan la rehabilitación; refiere el actor que fue condenado a diez años de pena privativa de la libertad, condena que iniciada el cinco de octubre de mil novecientos ochenta y tres, se cumplía el cuatro de octubre de mil novecientos noventa y tres; alega además que habiendo solicitado a la demandada aplique dicha disposición legal al haber cumplido su condena, sin embargo, le ha sido negado dicho derecho.

 

El Primer Juzgado Corporativo Transitorio Especializado en Derecho Público de Lima, a fojas treinta y seis, con fecha veintiséis de marzo de mil novecientos noventa y ocho, declaró improcedente la demanda, por considerar, principalmente, que “ no existe omisión del órgano jurisdiccional para resolver la solicitud de rehabilitación del sentenciado Solano Salcedo(…)en todo caso si considera éste se vienen produciendo anomalías dentro de la tramitación del proceso indicado, deberán estas ventilarse y resolverse dentro de los mismos procesos mediante el ejercicio de los recursos que las normas procesales específicas establecen”.

 

La Sala Corporativa Transitoria Especializada en Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima, a fojas cincuenta, con fecha veintiocho de abril de mil novecientos noventa y ocho, confirmó la apelada, considerando, principalmente, que “el accionante ha solicitado su rehabilitación en el fuero penal, y de autos se advierte que dicha solicitud actualmente se encuentra tramitándose en segunda instancia, estando pendiente de emitirse el dictamen del Ministerio Público  y la resolución correspondiente del Colegiado Superior”. Contra esta resolución, el demandante interpone Recurso Extraordinario.

 

FUNDAMENTOS:

 

1.        Que, el artículo 139°, inciso  22) de la Constitución Política del Estado establece como principio de obligatoria observancia que “el régimen penitenciario tiene por objeto la reeducación, rehabilitación y reincorporación del penado a la sociedad”.

2.        Que, asimismo, el artículo 6°, inciso 1), de la Ley N° 23506, prescribe que no proceden las acciones de garantía en caso de haber cesado la violación o amenaza de violación de un derecho constitucional.

3.        Que,  de fojas trece, quince y dieciséis del cuadernillo del Tribunal Constitucional, se aprecia que la Sala Penal Transitoria Especializada en Delitos de Tráfico Ilícito de Drogas ha declarado procedente la rehabilitación solicitada por el actor disponiendo las medidas necesarias a efectos de su cabal cumplimiento, siendo así,  habiéndose satisfecho el reclamo materia de autos, ha operado la sustracción de la materia.

 

Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, en uso de las atribuciones que le confieren la Constitución Política del Estado y su Ley Orgánica;

 

FALLA:

 

CONFIRMANDO la resolución expedida por la Sala Corporativa Transitoria Especializada en Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima, de fojas cincuenta, su fecha veintiocho de abril de mil novecientos noventa y ocho, que confirmando la apelada declaró IMPROCEDENTE  la Acción de Hábeas Corpus. Dispone la notificación a las partes, su publicación en el diario oficial El Peruano y la devolución de los actuados.

 

SS.

 

ACOSTA SÁNCHEZ,

 

DÍAZ VALVERDE,

 

NUGENT,

 

GARCÍA MARCELO.

 

                                                                                                    

 

 

 

 

 JMS