EXP. N.° 614-98-AA/TC

LIMA

CARLOS COLLAZOS PAREDES Y OTROS

 

                        SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

 

En Lima, a los diecisiete días del mes de marzo de mil novecientos noventa y nueve, reunido el Tribunal Constitucional en sesión de Pleno Jurisdiccional, con asistencia de los señores Magistrados: Acosta Sánchez, Presidente; Díaz Valverde, Vicepresidente; Nugent y García Marcelo, pronuncia sentencia:

 

ASUNTO:

Recurso Extraordinario interpuesto por don Eduardo Erasmo Guzmán Olaechea contra la resolución expedida por la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República, de fojas veintinueve del Cuaderno de Nulidad, su fecha dieciséis de setiembre de mil novecientos noventa y siete, que declaró improcedente la demanda.

 

ANTECEDENTES:

            Don Carlos Collazos Paredes, doña María Díaz Fernández y don Eduardo Erasmo Guzman Olaechea interponen Acción de Amparo contra el Banco de la Nación, por violación de sus derechos constitucionales pensionarios.

 

            Alegan los demandantes que prestaron servicios para la entidad demandada hasta el treinta de junio de mil novecientos noventa y cuatro, fecha en que cesaron, y como consecuencia de ello se expidieron las resoluciones administrativas N.os 0395-94 EF/92.3100, 0304-94 EF/92.3100 y 0322-94 EF/92.3100, cuyo artículo 1° les reconoce más de  treinta y dos años de servicios prestados al Estado bajo el régimen pensionario del Decreto Ley N.° 20530 y del N.° 25146.

 

            Refiere que el artículo 2° de dichas resoluciones administrativas señala que la pensión de cesantía que se les otorga tiene el carácter de nivelable, y asciende al íntegro de las remuneraciones brutas que les corresponden a la categoría de Subgerente, Gerente y Gerente respectivamente; comprendiéndose en ellas, las gratificaciones, asignaciones o bonificaciones que pudiera corresponderles por convenio colectivo o de acuerdo a ley. Recuerdan que no obstante ello, el artículo 3° de estas resoluciones administrativas supedita el abono de las pensiones a la limitación prevista en la Novena Disposición Transitoria y Final de la Ley N.° 26268, Ley de Presupuesto del Sector Público para 1994, según el cual la pensión deberá ser igual a la remuneración total que mensualmente percibe el funcionario de más alto nivel administrativo del sector al que pertenece el Banco de la Nación, que, en el  presente caso, es el Ministerio de Economía y Finanzas.

 

            Como consecuencia de ello, recuerdan que las pensiones que vienen percibiendo sólo representan el diez por ciento de lo que legalmente les corresponde, a lo que se suma el hecho de que no se les está otorgando el incremento que han recibido los funcionarios de sus categorías en actividad.

 

            Admitida la demanda, ésta es contestada por el representante legal del Banco de la Nación, quien solicita se declare improcedente la demanda, ya que: a) El proceso de amparo no es el idóneo para dilucidar montos, cantidades, asignaciones y la inclusión de bonificaciones en la pensión; b) No se ha agotado la vía previa; y, c) Al disponer el Banco de la Nación la limitación establecida en el Novena Disposición Transitoria y Final de la Ley  N.° 26268, ha cumplido con un mandato legal.

 

            Con fecha veintitrés de noviembre de mil novecientos noventa y cuatro, el Juez del Decimoséptimo Juzgado Especializado en lo Civil de Lima expide resolución declarando fundada la demanda, por estimar, principalmente, que la entidad demandada ha desconocido derechos pensionarios que tienen la calidad de derechos adquiridos y por haberse aplicado en forma retroactiva una norma legal cuando ello se encuentra prohibido por la Constitución.

 

            Interpuesto el Recurso de Apelación, con fecha quince de noviembre de mil novecientos noventa y cinco, la Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima expide resolución confirmando la apelada, que declaró fundada la demanda, por estimar principalmente que la limitación establecida en la Novena Disposición Transitoria y Final de la Ley N.° 26268 no es aplicable al caso de los pensionistas del Banco de la Nación, por lo que se ha generado una violación a los derechos pensionarios adquiridos por los demandantes.

 

            Interpuesto el Recurso de Nulidad, con fecha dieciséis de setiembre de mil novecientos noventa y siete, la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República expide resolución declarando haber nulidad en la sentencia de vista, y reformando la de vista y revocando la apelada, declara improcedente la demanda, por considerar, principalmente, que la entidad demandada cumplió con aplicar una ley que el Tribunal Constitucional declaró constitucional, por lo que no se ha generado violación de derechos constitucionales. Interpuesto el Recurso Extraordinario, los actuados son elevados al Tribunal Constitucional.

 

FUNDAMENTOS:

1.                    Que, conforme se acredita del petitorio de la demanda, el objeto de ésta es que se declare inaplicable la Novena Disposición Final y Transitoria de la Ley N.° 26268, así como que se deje sin efecto el artículo 3° de las resoluciones administrativas N.os 0395-94 EF/92.3100, 0304-94 EF/92.3100 y 0322-94 EF/92.3100 y la entidad demandada cumpla con abonar la pensión de cesantía de los demandantes, sin tope ni limitación alguna, nivelada con la mayor remuneración de un funcionario de su categoría en actividad, adicionándose a éstas el treinta por ciento (30%) de bonificación por tiempo de servicios y las demás asignaciones, bonificaciones y gratificaciones de ley.

 

2.                    Que, siendo ello así, y según se está al Convenio suscrito entre el Gerente General del Banco de la Nación con el Presidente de la Asociación Nacional de Pensionistas del Banco de la Nación, obrante a fojas doscientos dieciocho del expediente principal, con fecha veinte de noviembre de mil novecientos noventa y cinco, por virtud del cual la entidad demandada se compromete a pagar a sus pensionistas, sin intereses, los adeudos de las pensiones resultantes de la aplicación del tope pensionario dispuesto por la Novena Disposición Transitoria y Final de la Ley N.° 26268; el Tribunal Constitucional considera que las presuntas violaciones a los derechos constitucionales de los demandantes han cesado, por haberse producido la sustracción del objeto de la controversia constitucional, siendo de aplicación lo dispuesto por el inciso 1) del artículo 6° de la Ley N.° 23506.

 

            Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, en uso de las atribuciones que le confiere la Constitución Política del Estado y su Ley Orgánica;

 

FALLA:

REVOCANDO la Resolución expedida por la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República, de fojas veintinueve del Cuaderno de Nulidad su fecha dieciséis de setiembre de mil novecientos noventa y siete, que declaró haber nulidad en la resolución de vista, que revocándola declaró improcedente la Acción de Amparo interpuesta; reformándola declara que carece de objeto pronunciarse sobre el fondo de la pretensión por haberse producido la sustracción de la materia. Dispone la notificación a las partes, su publicación en el diario oficial El Peruano y la devolución de los actuados.

 

SS.

 

ACOSTA SÁNCHEZ

DÍAZ VALVERDE

NUGENT

GARCÍA MARCELO

ECM