EXP. N.° 1843-2004-AA/TC

CAJAMARCA

YNÉS DEL SOCORRO

LIÑÁN VELÁSQUEZ                                                         

 

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

 

En Lima, a los 11 días del mes de agosto de 2004, la Sala Segunda del Tribunal Constitucional, con la asistencia de los magistrados Bardelli Lartirigoyen, Revoredo Marsano y García Toma, pronuncia la siguiente sentencia

 

ASUNTO

 

Recurso extraordinario interpuesto por doña Ynés del Socorro Liñán Velázquez  contra la sentencia de la Sala Especializada en lo Civil de la Corte Superior de Justicia de Cajamarca, de fojas 207, su fecha 13 de abril de 2004, que declara infundada la acción de amparo de autos.

 

ANTECEDENTES

 

Con fecha 16 de abril de 2003, la recurrente interpone acción de amparo contra la Dirección Regional de Educación de Cajamarca, solicitando que se declare inaplicable el Oficio N.º 0486-2003-REG-CAJ-DRE/DGA/OPER, que dispone la reasignación, por interés personal, de doña Benigna Chávez Chávez en la plaza que ocupaba y que le había adjudicado el 27 de diciembre de 2002 la Comisión de Reasignaciones por Salud de la Dirección Regional de Educación de Cajamarca. Manifiesta que con ello se atenta contra sus derechos a la libertad de trabajo, a la estabilidad económica y a la salud.

 

La emplazada deduce la excepción de falta de agotamiento de la vía administrativa, y contesta la demanda solicitando que se la declare infundada o improcedente, argumentando que la propia demandante ha admitido no poseer título profesional pedagógico, requisito necesario para la reasignación, conforme al artículo 6º de la Resolución Ministerial  N.º 1174-91-ED, Reglamento de Reasignaciones y Permutas.

 

El Procurador Público encargado de los asuntos judiciales del Ministerio de Educación deduce la excepción de falta de agotamiento de la vía administrativa, y contesta la demanda solicitando que se la declare infundada o improcedente, aduciendo que la recurrente continúa laborando en una plaza de la cual es titular, habiéndosele adjudicado la plaza en litis a la otra docente, dado que la demandante no tenía título pedagógico, requisito que establece el artículo 6°, inciso a), de la Resolución Ministerial  N.º 1174-91-ED, Reglamento de Reasignaciones y Permutas.

 

A fojas 91 de autos corre la resolución judicial de fecha 27 de junio de 2003, en virtud de la cual se tiene por apersonada al proceso a doña Benigna Chávez Chávez.

 

El Tercer Juzgado Especializado en lo Civil de Cajamarca, con fecha 17 de septiembre de 2003, declara infundada la alegada excepción y fundada la demanda, por considerar que, pese a no poseer título profesional pedagógico la recurrente, el artículo 21° de la Resolución Ministerial N.º 1174-91-ED, en el capítulo de Reasignación por Salud, establece que esta se efectuará en el lugar solicitado para posibilitar el desempeño de las funciones y el tratamiento de la enfermedad.

 

La recurrida, revocando la apelada, declara infundada la demanda, por considerar que la recurrente no posee título profesional pedagógico, requisito indispensable para la reasignación, conforme al artículo 6º de la Resolución Ministerial  N.º 1174-91-ED, Reglamento de Reasignaciones y Permutas, no habiéndose infringido ningún derecho constitucional.

 

 FUNDAMENTOS

 

1.       Si bien mediante el Acta de Reasignación por Salud, emitida por la Dirección Regional de Educación de Cajamarca, de fecha 27 de diciembre de 2002, se adjudicó, en un primer momento, la plaza objeto de litis a la actora, es necesario señalar que la Resolución Ministerial  N.º 1174-91-ED, Reglamento de Reasignaciones y Permutas, es la norma que regula dichos procedimientos, cuyo inciso a) del artículo 6° precisa que es requisito general de reasignación poseer título pedagógico, requisito que no cumple la recurrente, más aún si así lo ha manifestado en la demanda, lo que constituye declaración asimilada de conformidad con el artículo 221° del Código Procesal Civil.

 

2.      El incumplimiento del mencionado requisito impide a la actora acceder a la pretendida reasignación; por lo tanto, no habiéndose acreditado la vulneración de los derechos invocados, carece de sustento la demanda.

 

Por estos fundamentos el Tribunal Constitucional, con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú

 

HA RESUELTO

                                              

Declarar INFUNDADA la acción de amparo.

 

Publíquese y notifíquese.

 

SS.

 

BARDELLI LARTIRIGOYEN

REVOREDO MARSANO

GARCÍA TOMA