Notas de prensa

- diciembre 2, 2011

TC REITERA QUE EN NINGÚN CASO UNA DEMANDA DE AMPARO CONTRA EL JURADO NACIONAL DE ELECCIONES SUSPENDE EL CALENDARIO ELECTORAL

El Tribunal Constitucional reafirmó que de conformidad con la establecido en la sentencia recaída en el Expediente Nº 5854-2005-AA/TC, en atención a la seguridad jurídica que debe rodear todo proceso electoral y a las especiales funciones conferidas a los órganos del sistema electoral en su conjunto (JNE, ONPE, RENIEC) y de conformidad con los artículos 178º, 182º y 183º de la Constitución, en ningún caso la interposición de una demanda de amparo contra el Jurado Nacional de Elecciones suspende el calendario electoral, el cual sigue su curso inexorable.

Agrega que toda afectación  de los derechos fundamentales en la que incurra el JNE devendrá en irreparable cada vez que precluya cada una de las etapas del proceso electoral o que la voluntad popular, a la que hace alusión el artículo 176º de la Constitución, haya sido manifestada en las urnas. En dichos supuestos el proceso de amparo sólo tendrá por objeto determinar las responsabilidades a que hubiera lugar, de conformidad con el artículo 1º del Código Procesal Constitucional.

Así lo señaló el Tribunal Constitucional al declarar improcedente la demanda de amparo contenida en el Expediente Nº 00613-2011-PA/TC interpuesta por don José Alfredo Vitonera Infante, contra  el JNE solicitando se deje sin efecto la Resolución que lo vacó como alcalde del Consejo Provincial de Talara, porque habría ejercido simultáneamente, durante el período del 26 de octubre de 2007 al 7 de de febrero de 2008, el cargo de Director de Petroperú.

No obstante lo señalado en el párrafo final del considerando precedente, para el Tribunal importa precisar que en el presente caso, y en la medida que la pretensión del demandante se circunscribe a restituir al demandante en el cargo de Alcalde del Concejo  Provincial de Talara, Departamento de Piura, para el periodo de gobierno local 2007-2010, del cual fue vacado, resulta evidente que, en las actuales circunstancias la alegada afectación se ha tornado irreparable, toda vez que , como es de público conocimiento, los cargos de Alcalde Provincial para el periodo de gobierno local 2007-2010, ya cesaron.

Por lo demás, debe tenerse presente que a la fecha, ya han sido elegidos los Alcaldes Provinciales para el periodo 2011-2014, razones  por las cuales la demanda fue desestimada en aplicación del artículo 1º del Código procesal Constitucional.

Lima, 02 de diciembre de 2011