Notas de prensa

- septiembre 6, 2011

SI EL FISCAL NI NINGUNA DE LAS PARTES POSIBLES FORMULAN ACUSACIÓN CONTRA UN IMPUTADO EL PROCESO DEBE SER SOBRESEIDO NECESARIAMENTE

De conformidad con la sentencia recaída en el expediente Nº 2005-2006-PHC/TC, el Tribunal Constitucional reafirmó que la vigencia del principio acusatorio imprime al sistema de enjuiciamiento determinadas características, en el sentido que no puede existir juicio sin acusación, debiendo ésta ser formulada por persona ajena al órgano jurisdiccional sentenciador, de manera que si ni el fiscal ni ninguna otra de las partes posibles formulan acusación contra el imputado, el proceso acusatorio debe ser sobreseído necesariamente.

Así lo precisó el Tribunal al declarar fundada la demanda de hábeas corpus contenida en el expediente Nº 01409-2011-PHC/TC formulada por un ciudadano contra la Sexta Sala Penal de Reos Libres de la Corte Superior de Justicia de Lima por violación a sus derechos constitucionales. El Tribunal ordenó dejar sin efecto la resolución expedida por la mencionada Sexta Sala Penal que anuló el auto de sobreseimiento del proceso seguido contra el demandante.

En el presente caso, el fiscal provincial emitió dictamen señalando que no había mérito para formular denuncia, por lo que el juzgado declaró sobreseída la causa seguida en contra del demandante con la opinión favorable del fiscal superior. No obstante, la Sexta Sala declaró nulo el auto de sobreseimiento y dispuso su ubicación y captura porque no había rendido su declaración instructiva.

El Tribunal subraya que la primera de las características del principio acusatorio guarda directa relación con la atribución del Ministerio Público reconocida en el artículo 159º  de la Constitución, entre otras, de ejercer la acción penal. Siendo exclusiva la potestad del Ministerio Público de incoar la acción penal y de acusar, a falta de ésta el proceso debe llegar a su fin.

De modo análogo, aunque no se trate de un supuesto de decisión de no haber mérito para acusar, sino de no haber mérito a denunciar, puede citarse lo señalado en la sentencia recaída en el expediente de inconstitucionalidad Nº 00023-2003-AI/TC, en la que este Tribunal declaró inconstitucional la disposición del entonces vigente Código de Justicia Militar, que admitía la posibilidad de que si los fiscales no ejercen la acción penal, el juez instructor podría abrir proceso.

Conforme ya lo ha señalado el TC, en caso de que el fiscal decida no acusar y dicha resolución sea ratificada por el fiscal supremo, en el caso del proceso ordinario, o  por el fiscal superior para el caso del proceso sumario, al haberse  desistido el titular de la acción penal de formular acusación, el proceso penal debe culminar.

Esta situación que se ha producido en el presente caso, tanto el fiscal provincial como el superior consideraron que no había mérito para formular acusación penal contra el demandante por los delitos imputados, por lo que la Sala demandada al declarar nulo el auto de sobreseimiento, vulneró el derecho al debido proceso y el principio acusatorio, por lo que la demanda fue estimada.

 

Lima, 6 de setiembre de 2011