Notas de prensa

- mayo 18, 2012

EXPERTOS EN DERECHO PROCESAL RESALTAN SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL SOBRE EL ARBITRAJE

Expertos que se congregaron en el VI Congreso Latinoamericano de Arbitraje resaltaron la sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el expediente N° 00142-2011-PA/TC, en el que se abre la posibilidad de que los árbitros puedan ejercer el control difuso de constitucionalidad, es decir inaplicar una norma legal en un caso concreto puesto a su conocimiento cuando ésta contraviene algún precepto constitucional, tal como lo destacó el Vicepresidente del TC, Oscar Urviola Hani en su discurso inaugural de dicho evento.

En opinión del experto en derecho procesal Manuel Villa-García, hasta antes de esa sentencia se dudaba si un árbitro podía o no ejercer tal tipo de control, pese a que la misma Constitución reconoce la jurisdicción arbitral.

“Ahora, gracias a ese pronunciamiento del TC, ya no hay ninguna duda, pues se establece de manera enfática y contundente que todos los órganos jurisdiccionales, incluyendo los de la jurisdicción arbitral, tienen la facultad de ejercer control difuso de constitucionalidad”, dijo tras precisar que el Colegiado en su misma sentencia especifica los supuestos excepcionales para la procedencia del amparo arbitral.

A juicio del procesalista José Tam Pérez, prevalece en el TC el criterio que al estar el arbitraje consagrado en la Constitución como jurisdicción alternativa es una jurisdicción que tiene también que respetar los principios y derechos para la actividad jurisdiccional.

Además, indicó que la ley del arbitraje establece que el tribunal arbitral o árbitro tiene que resolver de acuerdo a derecho en caso de un arbitraje nacional, lo que significa respetar en primer lugar la Constitución y las demás normas. Para Tam es positivo que el TC reconozca la facultad de los tribunales arbitrales de inaplicar leyes inconstitucionales porque así refuerza el arbitraje en el Perú.

Por su parte, el presidente del Instituto Peruano de Arbitraje (IPA), Carlos Soto Coaguila, sostuvo que el TC mediante su sentencia, estableció como precedente que el amparo frente al arbitraje no procede y que para cualquier reclamo por la violación de algún derecho constitucional, existe el recurso de anulación, que es la vía idónea para acudir a los tribunales judiciales y no el amparo.

 

Lima, 18 de mayo de 2012