Notas de prensa

- octubre 25, 2016

PROCESOS DE REFORMA CONSTITUCIONAL DEBEN SER INCLUSIVOS Y GENERAR EL MAYOR CONSENSO POSIBLE

Se clausuró en Lima conferencia internacional sobre reforma constitucional y estabilidad democrática.

Participaron expertos de América Latina y Europa

Un proceso de reforma constitucional debe tener en cuenta que para asegurar su legitimidad, los plazos de la preparación del mismo deben ser lo suficientemente amplios para garantizar información a los ciudadanos de su contenido, de su objetivo y del cambio que presupone para la vida de un país.

Esta fue una de las conclusiones a las que se llegó durante la conferencia “Reforma Constitucional y Estabilidad Democrática: La Función de los Tribunales Constitucionales”, realizada en Lima el 24 y 25 de octubre último, con la presencia de los presidentes de la Comisión de Venecia y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Gianni Buquicchio y Roberto Caldas; respectivamente.

Del mismo modo, que los procesos de reforma tienen que ser inclusivos y generar el mayor consenso posible entre todos los actores políticos.

Concluyeron además que los Tribunales Constitucionales no pueden sustituir a los otros poderes del estado, particularmente el Parlamento, ni, en su caso, a la ciudadanía, llamada a expresarse sobre dicha reforma. “Su función es  la de ser árbitros. Al ser los jueces supremos de la constitucionalidad, están llamados a controlar el proceso, y no el contenido material de la reforma, salvo las cláusulas de intangibilidad cuando el ordenamiento lo permite”.

Sostienen que una reforma constitucional de envergadura es un momento clave de cambio en la vida de un país. “Si ese cambio es el resultado  de situaciones de ruptura y tensión social, es importante que los autores del proceso constituyente tengan en cuenta que la ley fundamental de un país no puede adoptarse únicamente para servir intereses puntuales ni en lógicas de ganadores y vencidos”.

Afirman que una Constitución define el Estado y debe basarse en principios claves duraderos, garantizando los derechos fundamentales y la separación de poderes. Deben respetarse las reglas básicas del Estado de derecho y de la democracia constitucional, para dar legitimidad nacional e internacional al proceso y reforzar la confianza del ciudadano.

Posicionamiento

En su discurso de clausura, el doctor Manuel Miranda Canales, afirmó que la conferencia sirvió para posicionar al Tribunal Constitucional peruano en el concierto de los TC de América Latina y el mundo. Asimismo, para el intercambio de experiencias en el ámbito político y social con los países participantes. Destacó la importancia y la vigencia de la Comisión de Venecia como órgano que brinda asesoría jurídica, técnica y consultiva a todos los Tribunales Constitucionales del mundo.

La actividad académica estableció diversas mesas de trabajo y seis ejes temáticos: Estabilidad democrática y reforma constitucional en clave comparada, las reformas constitucionales en el marco de un parlamento en funciones y la labor de los Tribunales Constitucionales y reforma constitucional, justicia constitucional y conflictos entre los poderes.

Del mismo modo, las reformas constitucionales fruto de un proceso de cambio o incluso de ruptura constitucional y el rol de los partidos políticos y las asociaciones de ciudadanos en la reforma constitucional.

Lima, 25 de octubre de 2016