Jurisprudencia Constitucional

Tema:
Dignidad humana/
SubTema:
Dignidad humana y pena privativa de libertad
Resolución:
N.º 0019-2005-PI/TC
Fechade publicacion:
21/07/2005
Caso:
Arresto domiciliario
Sumilla:

La pretensión de que la pena agote toda su virtualidad en generar un mal en el condenado, convierte a éste en objeto de la política criminal del Estado, negando su condición de persona humana, y, consecuentemente, afectando su dignidad. Sin embargo, las teorías preventivas de la pena, tanto la especial como la general, gozan de protección constitucional directa, en tanto sus objetivos resultan acordes con el principio-derecho de dignidad (FJ 30-42).

Tema:
Dignidad humana/
SubTema:
Dignidad humana y pena privativa de libertad
Resolución:
N.º 01575-2007-HC/TC
Fechade publicacion:
17/04/2009
Caso:
Beneficio penitenciario de visita íntima
Sumilla:

«…el principio-derecho de dignidad de la persona humana
impide que los internos puedan ser tratados como cosas o instrumentos. Por ello, y
dado que la privación de la libertad ubica a los internos en una situación de
indefensión, dada la imposibilidad de satisfacer sus necesidades personales por sus
propios medios, la defensa de la persona humana y la legitimidad del régimen
penitenciario le imponen al Estado el cumplimiento de determinados deberes
jurídicos positivos.
En el régimen penitenciario el Estado no sólo asume el deber negativo de
abstenerse de llevar a cabo prácticas que afecten innecesariamente el ejercicio de
los derechos fundamentales de los internos, sino que también asume el deber
positivo de adoptar todas las medidas necesarias y útiles para garantizar la
efectividad real de aquellos derechos fundamentales que pueden ser ejercidos
plenamente aun bajo condiciones de reclusión. 
En consecuencia los internos no sólo no pueden ser sometidos a tortura, tratos
crueles, inhumanos o degradantes, sino tampoco a restricciones que no sean las
que resulten necesariamente de las propias condiciones de la privación de la libertad. Por ello, el Estado debe garantizar el respeto pleno de la dignidad de estas personas en las mismas condiciones aplicables a las personas libres. (FJ 7-9).