Jurisprudencia Constitucional

Tema:
Derecho a la identidad/
SubTema:
Alcances del derecho a la identidad
Resolución:
N° 05829-2009-AA/TC
Fechade publicacion:
12/10/2010
Caso:
Delia Consuelo Ibáñez Orella
Sumilla:

Este Tribunal considera que de entre los atributos esenciales de la persona, ocupa un
lugar primordial el derecho a la identidad consagrado en el inciso 1) del artículo 2°
de la Constitución, entendido como el derecho que tiene todo individuo a ser
reconocido estrictamente por lo que es y por el modo como es. Vale decir, el
derecho a ser individualizado conforme a determinados rasgos distintivos,
esencialmente de carácter objetivo (nombres, seudónimos, registros, herencia
genética, características corporales, etc.) y aquellos otros que se derivan del propio
desarrollo y comportamiento personal, más bien de carácter subjetivo (ideología,
identidad cultural, valores, reputación, etc.)

La identidad desde perspectiva descrita ofrece, pues, como a menudo se piensa,
una percepción unidimensional sustentada en los elementos estrictamente objetivos o formales que permiten individualizar a la persona. Se encuentra, además, involucrada con una multiplicidad de su estos que pueden responder a elementos de carácter netamente subjetivos, en muchos casos, tanto o más relevantes que los primeros.
Incluso algunos de lo referentes ordinariamente objetivos no sólo pueden ser vistos
simultáneamente, desde una perspectiva subjetiva, sino que eventualmente pueden
ceder paso a estos últimos o simplemente transformarse como producto de
determinadas variaciones en el significado de los conceptos.
Queda claro que cuando una persona invoca su identidad, en principio lo hace para
que se la distinga frente a otras. Aun cuando a menudo tal distinción pueda percibirse con suma facilidad a partir de datos tan elementales como el nombre o las
características físicas (por citar dos ejemplos), existen determinados supuestos en que tal distinción ha de requerir de referentes mucho más complejos, como puede ser el caso de las costumbres o las creencias (por citar otros casos). El entendimiento de tal derecho, por consiguiente, no puede concebirse de una forma inmediatista, sino necesariamente de manera integral, tanto más cuando de por medio se encuentran planteadas discusiones de fondo en torno a la manera de identificar del modo más adecuado a determinadas personas. (FJ. 2-4)