Notas de prensa

- enero 4, 2018

ERNESTO BLUME: HARÉ RESPETAR LA AUTONOMÍA, INDEPENDENCIA Y COMPETENCIAS DEL TC

El flamante presidente del Tribunal Constitucional (TC) Ernesto Blume Fortini aseguró que trabajará firmemente en reafirmar la importancia que tiene el Tribunal Constitucional y velar por el respeto a su autonomía, independencia, competencias y a la magistratura constitucional.

Estas palabras las dio durante su discurso de orden, luego de juramentar al cargo para el periodo 2018-2019, en el marco de una ceremonia protocolar a la que asistieron autoridades políticas, judiciales, parlamentarias, juristas, abogados entre otras personalidades

Blume Fortini señaló que es consciente que asume la presidencia en una época muy complicada, en la cual se han dado una serie de situaciones de orden político parlamentario.

“Un orden constitucional solo puede preciarse de tal cuando la autonomía del Tribunal Constitucional se encuentra absolutamente garantizada, no solo en función de la posición que ocupa dicho organismo frente al resto de poderes públicos, sino a partir del respeto a sus decisiones, las mismas que constituyen cosa juzgada inquebrantable, porque provienen de un organismo jurisdiccional de cierre en la jurisdicción interna”, subrayó.

La ceremonia de juramentación tuvo como marco el inicio al año jurisdiccional del TC y sirvió de escenario para que también juramenten los doctores Eloy Espinosa-Saldaña Barrera como vicepresidente y Carlos Ramos Núñez, como director general del Centro de Estudios Constitucionales (CEC).

El doctor Blume Fortini juramentó ante el presidente saliente, Manuel Miranda Canales. Luego el nuevo presidente hizo lo propio con el vicepresidente y el director del CEC.

El nuevo presidente del TC hizo algunas reflexiones sobre el Estado Constitucional, el rol del Tribunal Constitucional dentro del mismo, el papel y las responsabilidades del juez constitucional y las medidas que pretende llevar a la práctica en su gestión.

Dijo que el Tribunal debe reafirmar su rol garantista que le compete, como garante de la vigencia efectiva de los derechos fundamentales y de la primacía normativa de la Constitución.

“El Estado Constitucional, a diferencia de otras formas de Estado, se estructura partiendo de la persona humana y los derechos que son inherentes a su naturaleza, denominados derechos humanos, derechos fundamentales, derechos constitucionales o derechos de la persona, entre otras denominaciones aceptadas por la doctrina”, indicó.

Agregó que para que una justicia sea finalista, garantista y reivindicadora es importante que los magistrados constitucionales no caigan en distorsiones que no se condicen con la impartición de la justicia constitucional. Por ejemplo mencionó la variación del eje de preocupación que corresponde asumir al juez constitucional cuando resuelve una controversia constitucional y la variación del ángulo de observación desde que el juez constitucional debe analizar la problemática materia de examen en el proceso constitucional en que intervenga.

Blume expresó que pondrá especial énfasis en el manejo de la carga procesal sin sacrificar el criterio cualitativo que garantice resoluciones basadas en un prolijo análisis de la peculiaridad y particularidad de cada caso.

Añadió que continuará con el desarrollo de las audiencias públicas descentralizadas, pero que serán programadas en relación directa con la densidad procesal en determinadas zonas del país. Igualmente la difusión de la jurisprudencia a través de la página web, la afirmación del rol protector de los derechos fundamentales, racionalizar y hacer más eficiente y eficaz el proceso de deliberación y resolución de casos y recobrar las competencias de las salas del TC para resolver casos en calidad de instancia final, en particular en temas previsionales y laborales.

Por su parte, el presidente saliente, doctor Manuel Miranda Canales hizo un balance de su gestión que se basó en acercar a la ciudadanía la justicia constitucional, atención con mayor eficiencia y diligencia las causas pendientes, respeto a los principios de autonomía e imparcialidad en la función pública y la transparencia, probidad y honestidad en el ejercicio de las funciones.

Dijo que ante la carga procesal, puso en marcha un plan de descarga procesal que fue exitoso. Recordó que en su gestión se implementó la firma digital en las resoluciones de Salas y Pleno y no solo fue un hecho de modernidad sino de mayor seguridad y transparencia. Luego con el apoyo del Programa de Modernización del Sistema de Administración de Justicia (ACCEDE) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se logró digitalizar más de 100 mil sentencias emitidas por el TC desde el año 1996 hasta la fecha

Refirió que entre las sentencias relevantes figura el caso de María Chura, una anciana de 84 años a quien el Banco de la Nación le negó un préstamo por razones de edad. Destacó asimismo el trabajo del Centro de Estudios Constitucionales en el desarrollo de eventos académicos y publicaciones de libros.

A la ceremonia asistieron además los magistrados del TC José Luis Sardón de Taboada, Marianella Ledesma Narváez y Augusto Ferrero Costa. Igualmente el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde; el presidente del CNM, Guido Aguila Grados; el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez Camacho, congresistas, jueces y fiscales supremos, ex magistrados del TC, miembros del JNE, ONPE, RENIEC, juristas, abogados, familiares, entre otras personalidades.

Lima, 4 de enero de 2018