Notas de prensa

Lima - septiembre 18, 2009

TC DECLARA IMPROCEDENTE PEDIDO DE ACLARACIÓN DEL APODERADO DEL CONGRESO

El Tribunal Constitucional (TC) declaró improcedente el recurso de aclaración formulado por el apoderado del Congreso de la República respecto de la sentencia recaída en el Expediente Nº  00002-2008-PI/TC que declaró fundada en parte la demanda de inconstitucionalidad formulada por 31 señores congresistas, por considerar que lo que se pretende es un re-examen del decisorio del TC el cual se sustenta en la unidad de la Constitución expresado de manera clara y precisa tal como se aprecia de sus propios fundamentos.

El TC señala que no realiza legislación positiva, lo que hace es interpretar las normas sujetas a control de modo que éstas deban estar acordes con la Constitución, lo que no implica de ninguna manera afectación alguna a las competencias del Legislador.

Señala también que en su condición de órgano supremo de interpretación y control de la Constitucionalidad, tiene en el proceso de inconstitucionalidad, funciones esenciales, tales como la de valoración e interpretación de la disposición legal objeto de control y de este modo declarar su compatibilidad o no con la Norma Fundamental. Es en ese sentido, que conforme a la facultad de subsanación de oficio contenida en la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional considera necesario realizar algunas correcciones, pues por errores materiales se ha colocado en el texto de la sentencia que el Tribunal redacta dispositivos normativos, siendo que lo que ha controlado son las diversas interpretaciones que se pueden dar de la disposición impugnada de acuerdo a las sentencias constitucionales.

Así, antes de optar por la eliminación de una disposición legal se procure mantenerla vigente pero con un contenido que se desprenda de la Constitución. Esta técnica jurídica no implica en modo alguno afectar las competencias del legislador, sino antes bien materializar el principio de conservación de las normas y el indubio pro legislatore democrático, los mismos que demandan que el Tribunal verifique si entre las interpretaciones posibles de un enunciado legal, existe al menos una que lo salve de invalidez; la declaración de inconstitucionalidad, es la última ratio a la cual debe apelar este Tribunal cuando no sea posible extraer de una disposición legislativa un sentido interpretativo que se ajuste a la Constitución.

El TC también hace otras correcciones de oficio que se detallan en la resolución.

Lima, 18 de setiembre de 2009